armisticio o tratado de paz

Llevo ya diez años celebrando todo tipo de eventos en casa de la roquera. La última fiesta fue la semana pasada y sí, acabamos bailando en el comedor. Casi siempre acabamos así. Bailamos al son de algunas canciones nuevas, pero hay algunas que acuden a la cita año tras año como si de un invitado […]

hablando se entiende la gente

parece obvio ¿no? Hablando se entiende la gente. Facilito. Pues no lo es tanto. Muchas veces ni nosotros mismos sabemos lo que queremos decir. Pero el problema va más allá. No es que no sepamos qué decir, sino, que no sabemos bien qué sentimos. Así que primero tenemos que mirar dentro de nosotros para saber […]

un mundo ideal

En un mundo ideal las cosas funcionarían como una quiere. Una no debería desprenderse de compañeros a los que aprecia, no debería buscar un piso nuevo después de haber estado creando un hogar durante más de 15 años, no debería olvidar el cumpleaños de una sus mejores amigas y, decididamente, no debería deshacerse de unos […]

la vida es cambio

Llevo bastantes cambios este año y la verdad es que ahora me apetece un poco de estabilidad. Pero la vida es movimiento, la vida es cambio. No quería abrirme a mis compañeros de trabajo porque ya tuve que perder a unos muy especiales hace 10 años. Pero me abrí porque vivir cerrada no te lleva […]

las mujeres de mi vida

Estoy rodeada de mujeres Cada mañana voy al gimnasio y en el vestuario están desde la adolescente a la abuelita. En el trabajo suelo comer con las chicas. Acudo al curso de punto y somos todo chicas. Quedo con mis amigas y son chicas. Hablo con mi madre y mi hermana y, obviamente, son chicas. […]

DINK -> LAT, so what?

Como me dijeron un día, la soltería es como la virginidad, sólo se pierde una vez. Así que ahora no estoy soltera, sino que soy una divorciada. Ufff, menudo escalofrío me acaba de recorrer la espina dorsal. No debería ser así, porque hoy en día es lo más normal del mundo estar separada, divorciada, “arrejuntada” […]

el príncipe azul

Aunque me haya divorciado sigo creyendo en el príncipe azul, con matices, pero creo. Nunca pensé que mi príncipe azul llegaría sobre un corcel alado para salvarme de las fauces de algún temible dragón. No lo pensé porque es harto sabido que los dragones sólo aceptan sacrificios de doncellas vírgenes. Así que nunca tuve en […]