hablando se entiende la gente

parece obvio ¿no? Hablando se entiende la gente. Facilito.

Pues no lo es tanto. Muchas veces ni nosotros mismos sabemos lo que queremos decir.

Pero el problema va más allá. No es que no sepamos qué decir, sino, que no sabemos bien qué sentimos. Así que primero tenemos que mirar dentro de nosotros para saber qué estamos sintiendo para poder terminar expresándolo en palabras.

Pero esto puede ser un problema ¿realmente sabemos mirar dentro de nosotros? Tal vez miremos y no nos guste lo que encontramos e intentemos retocarlo con brochazos de superficialidad, inconsistencia e idealismo.

Tal vez miremos y sólo veamos el reflejo de lo queremos ver. Verse como uno realmente es no es fácil.

Así que un buen día estás comiendo tan tranquilamente con alguien querido, le pides que te pase la sal y para decirle sólo eso debes lidiar con años de sentimientos de culpa por pedir algo, con recuerdos de tu madre haciendo broma sobre salar demasiado los alimentos, pasando por estadísticas de problemas arteriales debidos al exceso de consumo de sal y de repente te encuentras pidiendo a voces el maldito salero y cagándote en la mar salada.

Es cuando tu acompañante te mira extrañado y te dice que sólo debías pedirla. Claro, la otra persona (que suele ser de género masculino) no entiende todo el flujo de pensamientos que hay detrás de algo tan simple como pasarte la sal. No lo entiendes ni tú ¿cómo lo va a comprender otro que no está metido en tu cabeza?

Es como cuando intentas explicar un sueño, no tiene sentido porque haces asociaciones extrañas que unidas a sentimientos que sólo conoces tú, sólo resultan comprensibles para ti. Tan comprensible como puede llegar a ser un sueño, claro está.

¿qué hacer pues? ¿no hablar? Pues pienso que todo lo contrario. Como chica que soy, pienso que las cosas se deben hablar. Y pienso que cuanto más las verbalizas, más aprendes a mirar dentro de ti para saber lo que realmente quieres decir.

Y cuando sabes lo que quieres decir es que te has mirado en el espejo de verdad, con todo lo que eso conlleva y has podido expresar en palabras algo tan simple pero tan complejo como:

deja de echar sal en mi herida porque me duele.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s