la chispa de la vida

El otro día decidí cortar por lo sano con un cable eléctrico de mi casa. Después de hacerlo caí en la cuenta de lo cerca que había estado de no poder contarlo o de poder contarlo sin acompañarlo con los típicos gestos que hago con las manos siempre que hablo. Son esos gestos que me […]

cubierta de chocolate

Ayer celebramos un día de cocina internacional en la oficina. Cada uno podía cocinar un plato o si no tenía tiempo, comprar algo. Un compañero extranjero que nos visita temporalmente aportó nada más y nada menos que 4 tartas de diseño. Como él andaba ocupado nos pidió que, por favor, las sacáramos de las cajas […]

un, dos, tres – responde de una vez

El otro día me preguntaba una amiga mamá si ella se me hacía pesada hablando de su hija. La verdad es que pese a no tener hijos, me encanta escuchar las historietas que explican mis amigas sobre su descendencia. Sobre todo cuando conozco a los individuos en cuestión y me lo puedo imaginar hasta el […]

sudores fríos

Hace unos días lanzaron el cuerpo sin vida de Bin Laden al mar. No sé a partir de dónde empezar a NO creerme esta historia. ¿Lo encontraron realmente? ¿Lo buscaron todos estos años? ¿Realmente no dieron con él hasta ahora? ¿Fue él la cabeza pensante que organizó todos aquellos atentados? ¿Nadie estaba al tanto? ¿Nadie […]

empresas para todo

El otro día me sorprendió un anuncio de una empresa que organizaba escarceos de carácter virtual, amoroso o sexual para personas casadas. Y no exactamente con sus respectivas parejas. Ayer, en las noticias, comentaron que una empresa de Nueva York ya ofrecía sus servicios para “cortar” con la pareja. Me quedé un poco alucinada. Si […]

viviendo -sin más-

Llegó mayo. Este mayo repleto de cumpleaños, repleto de fechas a celebrar en hogares, jardines públicos y restaurantes de la ciudad condal. Empezamos celebrando el cumpleaños de mi hermano. Decidimos sacarle de la cama y agasajarle con un desayuno contundente, hogareño, relajado, pero siempre condimentado de nuestras mejores bromas internas. Por la noche me encontré […]

estáis llenos de complejos

Mi estimado padre nos solía decir que estábamos acomplejados. Solía formularlo a su peculiar manera “¡Yo, chica, es que no me lo explico, estáis llenos de complejos!” Hace un tiempo una amiga nos preguntó en una ronda de chicas y cervezas cuáles eran nuestros complejos. Daba por sentado que todas teníamos uno, varios o tropecientos […]