sudores fríos

Hace unos días lanzaron el cuerpo sin vida de Bin Laden al mar. No sé a partir de dónde empezar a NO creerme esta historia. ¿Lo encontraron realmente? ¿Lo buscaron todos estos años? ¿Realmente no dieron con él hasta ahora? ¿Fue él la cabeza pensante que organizó todos aquellos atentados? ¿Nadie estaba al tanto? ¿Nadie pudo evitarlo? ¿Realmente no hay intereses económicos detrás de todo aquello?

Soy una ciudadana de a pie y aún así me encuentro corrupción a muchos niveles: amiguismos, enchufismos, trapicheos, tejemenejes. Y yo soy una simple ciudadana que ni pincha ni corta y aún así me enfrento a este tipo de corrupción.

¿qué no habrá en las capas superiores?

Es como lo que recuerdo de los porros y la coca de mi juventud. Raro era aquel que no fumaba un porrito o se metía una raya. Desde fuera no te dabas cuenta, pero entrabas al lavabo o al almacén de cualquier local de copas y ahí te lo encontrabas todo.
Recuerdo que pensaba que si yo veía eso en personas con recursos monetarios “medios” ¿qué no haría la gente con pasta? Y extrapolando pienso:

¿Qué ocultarán los que están al poder en su trastienda?
Miedo me da.

Tampoco logro entender cómo nadie pudo evitar la crisis a la que nos lanzamos de brazos abiertos. ¿Quién cerró los ojos? ¿De nuevo salieron ganando los de siempre? ¿Pagamos el pato los pringados de costumbre?

Leo noticias en prensa, veo a los políticos en las noticias y ya no me creo nada.
Empiezo a leer un artículo y sólo leo blablabla, miro las noticias y termino cambiando de canal porque me parece vergonzoso el tiempo empleado en ellas y el que se invierte en deportes, sobre todo en futbol.

Yo misma he comentado el “¿por qué?” de Mourinho, pero a veces me paro y pienso. Si sólo es fútbol, no es nada importante en nuestra vida. Este deporte no nos da trabajo, no nos da soluciones a los recortes en la sanidad pública, no nos proporciona dirigentes que se preocupen por nosotros, por los ciudadanos de a pie.

Pero nos mantiene entretenidos.

El otro día hablaba con una amiga sobre el fin del mundo. Muchas voces interpretan que el armagedón llegará el año que viene. Creo que ya he perdido la cuenta de todas las veces que debería haber vivido el apocalipsis.
Esta mujer me decía que lo que realmente va a acabar es la manera en la que entendemos este mundo – nuestra sociedad.

Su teoría, como la de muchos otros, es que tendremos que reinventar la manera que tenemos de entender nuestra vida – el tipo de sociedad en la que nos hemos convertido.

Me gustaría participar en ello, me gustaría ser testigo de ello. Ver la nueva revolución, que no industrial, sino humana. ¡Humanicemos esta sociedad! Porque ya nos hemos dado cuenta que tal y como está montada actualmente no funciona, no nos compensa, no nos aporta valores que nos puedan hacer crecer. Creo que ya deberíamos haber aprendido que el tamaño de nuestra cuenta corriente no hace de nosotros mejores o peores personas.

Recuerdo alguna vez que yo llegaba rendida del trabajo a mi excasa, y me lamentaba a mi exposo que este mundo estaba mal organizado, que no podía ser que estuviésemos trabajando más que viviendo, para terminar malviviendo.
Él me contestaba entonces sarcásticamente que nos habían echado del paraíso y que debíamos ganar el pan con el sudor de nuestra frente.

¿Realmente aún nos creemos este cuento trasnochado, en el que para disfutar de una vida mejor en el más allá, debemos expiar nuestra culpa en vida? ¿Qué culpa además?

Me viene a la mente el gran Rubianes que se mofaba de las fiestorras que nos pegaríamos una vez jubilados, en cómo se reía de las hordas de personas que cada mañana nos levantamos para ganarnos el sueldo.

No puedo aceptar que esto sea “lo que hay”, que no podamos impulsar el cambio.
Porque si lo acepto y me lo creo, todo seguirá igual.

Y la vida es cambio ¿o no?

Anuncios

Un comentario sobre “sudores fríos

  1. Hay que crear un partido político sin siglas con profesionales que sepan de economía, de política, derecho…. Sin saber si son de derechas, de izquierdas, del centro.No importa lo que importa son las soluciones, el cambio. Otro mundo es posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s