fuera malos rollos

Hace unas semanas, en uno de esos viernes que quedamos con los compañeros y excompañeros de mi trabajo, coincidí a hablar con una chica con la que no suelo tener mucho contacto.

No sé cómo salió el tema de la convivencia, la convivencia entre hombres y mujeres. Ella se quejaba del chico con el que vive, que por lo visto, no cumple con las tareas del hogar como ella querría.  Aquella melodía me sonaba y  mi primera reacción fue recomendarle que buscara a alguien que se ocupara de la limpieza del piso. Ella me decía que no quería, que eran dos, que el piso era pequeño. Yo le pregunté que qué le compensaba más: si broncas a diario o pagar a una señora que hiciese el trabajo sucio.
¿Qué es más importante que tu casa brille como los chorros del oro o que tú estés feliz en tu relación?

Le comenté que yo hacía mucho tiempo había llegado a la conclusión que no vale la pena enfadarse por esas tonterías, hay que ponerles solución eso sí. Pero no vale la pena esperar a que el otro cambie a esa imagen que nosotras tenemos preconcebida en la cabeza, porque él no cambiará. Así que si no te gusta como es, déjale ya, porque no cambiará. Plantéate si puedes seguir viviendo con él bajo estas mismas circunstancias. Si es que no, pues ya sabes lo que toca, si es que sí, entonces es que no es tan grave el problema como para enfadarse y pelearse.

Si no te vas o le echas a él, es porque te compensa de otras maneras, por lo tanto, busca solución a lo que no te gusta, pero no te emperres en cambiar a alguien cuando tu misma estás imponiendo tu criterio. Seguramente sea el adecuado, que eso no lo dudo, pero no deja de ser una manera de ser y hacer tan válida como la de tu contrincante, eeehhh, digo compañero.
Si él te pidiese algo que fuese en contra de tu naturaleza tan solo porque esa es la imagen que tiene de la mujer en su cabeza ¿lo harías? Seguramente no, entonces ¿por qué lo esperas de él?

También le comenté a esta chica, que no me suelo pelear, tal vez me enfade sí, pero no suelo tener ni buscar broncas por este tipo de cosas con mi pareja. Y no las tengo, porque ya las tuve y no sirvieron de nada, más que para ensuciar más el ambiente.

Y cuando ella me preguntaba “¿Y no te peleas?”, tuve que pensar y enseguida caí en la cuenta que no, ya no me peleo.

Creo que agoté el cupo de peleas, enfrentamientos y cabreos en casa de mis padres. Seguí su modelo al inicio de mi vida en pareja, pero pronto entendí que los malos rollos no solucionan el problema y que se llevan mucho peor que una pila de ropa por lavar.

Sobre todo cuando eres tú la que termina pidiendo perdón por algo de lo que estás plenamente convencida.

Hace unos días le tuve que pedir a una amiga que por favor no se pelease con su pareja delante de mí porque es algo que llevo fatal. No soporto los gritos, ni las malas palabras, ni tampoco el mal rollo entre dos personas que se deberían estar regalando sólo palabras dulces y tiernas.

Entiendo que hay momentos de enfado, de tensión, de querer mandar al otro a paseo, pero no entiendo, no acepto, que se rompa esa barrera del respeto mútuo y se termine enviando a tu ser más amado a tomar por algún lado.

Y con eso no quiero decir que yo sea una miedosa que no se enfrenta a los problemas. Lo hago cuando es necesario, pero no creo que el hogar y el entorno de una pareja sea el lugar para ello. Si hay problemas se pueden hablar, negociar, consensuar, tal vez no se encuentre una solución que sea del agrado de ambos, pero gritar e insultar no es del agrado de nadie.

Por eso cuando alguna amiga me dice desesperada y frustrada: ¿entonces tú qué harías en mi situación?

Me sabe mal decirlo, pero mi respuesta es: si no hay solución posible, cambia tu situación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s