despulgándome

Llevo 5 mudanzas en los últimos dos años y medio. 3 mías y dos de una de mis mejores amigas. Amiga que aprovecha cualquiera de mis cambios de domicilio para utilizar el espacio o los enseres que dejo atrás. Reciclaje en una vertiente totalmente desconocida para mí hasta el momento.

Tanta mudanza, tanto cambio, me ha hecho sentirme algo despegada de las “cosas” que me envuelven. Estoy deshaciendo el piso que iba a ser mi piso y no se me encoge el corazón ni el estómago. El bolsillo, si acaso.

Mal momento para dejar de dejar de fumar, esnifar cola o vender un piso, que hubiesen dicho en aquella mítica película.

Hago cajas de lo que quiero guardar y de lo que puedo dejar atrás y cada vez cargo menos conmigo. Me siento como una nómada de este mundo globalizado.

Hace dos semanas aproveché para vender en el Fleamarket un par de trastos de una de esas redadas que llevo a cabo en mi hogar. Estuvimos medio día en la Plaça Blanquerna de Barcelona (detrás del museo marítimo) – el tiempo que nos cedió el tiempo. Y me quedé como a medias de un buen polvo, me quedé con una chaqueta de cuero que sé que hubiese terminado vendiendo y con la que ya coseché un par de anécdotas. Me quedé a medias de escuchar y contar historias. Me quedé a medias de desligarme de muchas cosas más. Así que espero poder repetir la experiencia en breve.

Me gusta eso de hablar con desconocidos, venderles tus pertenencias, explicando esa  anécdota o aquella otra historia que salió del mismo baúl de los recuerdos. Me gusta imaginar que parte de mí viajará a Sicilia o que una falda de baile volverá a pisar un escenario o que un chico utilizará aquel Zippo que me regalaron hace 20 años o que un niño jugará en Suiza con unas pistolas que compré en el chino de la esquina. Es una sensación mucho más edificante pensar de este modo que tener que lidiar con ese regusto amargo que se te queda en la boca cuando tiras parte de tu historia a la basura. Por muy “deixallería” que sea, no dejo de sentirme como una asesina deshaciéndome de un cuerpo.
Darles una nueva vida, una segunda oportunidad a ropa, discos y bisutería es darle un sentido a algo que para tí ya carece de importancia.

Los mejores momentos vinieron de mi colección de discos. Contemplar la cara de alguno de los clientes al ver entre mis viejos LPs a grupos como “Wilson Philipps” o cantantes como “Rick Astley”, comprobar que hay personas que también les gustaba “Mr Big” y captar la alegría de alguien al encontrar un recopilatorio de “Madonna” entre tanta música ochentera, es una sensación altamente recomendable. Reconocer abiertamente la “jartá” de llorar que te pegaste con un disco casposo es toda una catarsis.

Sacar una parte de tu armario a la luz es una terapia que recomendaría a mucha gente. Mirar hacia atrás  a través de los objetos que te acompañaron durante un período de tu vida y, además, verlos a través de ojos ajenos, es algo que no puedo describir más que como “enriquecedor”.

Y si he podido deshacerme de mis vinilos, pienso que también podré deshacerme de mis libros. Pensaba que les vería temblar en mis estanterías, pero creo que se alegran de la posibilidad de que alguien vuelva a acariciar su lomo, pasar sus páginas y desconectar con sus historias. En el próximo FleaMarket sacaré a algunos a paseo.

Deshacerme de todas aquellas cosas que no quería volver a cargar en otra mudanza que se avecina, me hace sentir más ligera, más libre, menos atada.
Sí que noto una punzada de miedo al verme tan desatada, pero pienso que a lo que tengo que sentirme unida es a mí, a él, a ellos y no a “eso” o “aquello”.

Al tener que salir corriendo de aquella plaza para no quedar empapados me sentí como aquel perro que sale del mar tras un baño y expulsa el agua de su pelaje.
El agua y algún que otro bichejo que se escondía debajo de capas y capas de pelo, polvo y tiempo. Mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s