Antumita

Hoy no voy a explicar  cómo llegue a enrolarme en este barco con Ester porque sería muy largo, sólo diré que si hacía algo así sólo lo haría con alguien como ella.

Pasé el test de dos semanas (2WT) a mediados de Noviembre.

Desde entonces hasta ahora ha habido de todo, he llevado esta nueva forma de alimentarme a raja tabla, me la he saltado, me he odiado por ello, he hecho pruebas, he probado nuevas recetas, he comido alimentos desconocidos y he llegado a la siguiente conclusión:

No voy a flagelarme por no llevar este tipo de alimentación hasta sus últimas consecuencias, porque soy un ser anárquico, contradictorio, porque odio las rutinas y las responsabilidades y porque ahora sé que llegar hasta aquí ya es un gran paso.
Quiero seguir en esta linea, pero desde el cariño y el respeto hacia mi misma.

He decidido que voy a estar orgullosa de lo que he conseguido, porque ya estoy muy lejos de esas personas que siguen pensando que lo mejor para desayunar es un zumo de naranja con unas tostadas. Sé que no soy ejemplo de nada ni nadie, pero tampoco necesito serlo.

Lo que necesito es hablarme a mi misma con más amor, tratarme con más amor y alimentarme con más amor.

Quiero dejar atrás ese diálogo interno negativo, culpándome cuando como algo que no debo, sintiéndome como una glotona cuando como un dulce, mirándome al espejo negando con la cabeza, pensando sí, pero si tuviese otras piernas…

Soy así, hago lo mejor que puedo con estas herramientas físicas y mentales que tengo e intento hacerlo siempre un poquito mejor. No quiero ser perfecta. No necesito ser perfecta.

He ganado en seguridad sobre los alimentos que ingiero, sé qué me sienta bien y lo que no, sé que me puedo dar un capricho porque sé que puedo volver a mi zona segura sin poner en juego todo lo que he alcanzado.

He dejado la Coca-Cola, no la he vuelto a probar y ni me apetece. Sólo esto ya me parece algo impensable antes del 2WT.

También es verdad que esto lo digo desde la seguridad que me otorga la ropa suelta y las tallas más pequeñas que me vuelven a entrar.  Pero mantenerme así ya es todo un logro para mi, sobre todo, porque no me supone un esfuerzo. No tengo la sensación de prescindir de nada, ni de tener que conformarme con una dieta anodina. Todo lo contrario, tengo la sensación que anhelaba, que es la de tener el control, porque ya no me pierde la comida. Debido a que, además, ahora tengo la mente más clara. Así que, ahora decido yo, conscientemente.

Y he decidido que va siendo hora de que me trate con más cariño.

IMG_6787.JPG

¡Gracias Ester por cruzar nuestros caminos de tanto en tanto!

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s